viernes, 6 de agosto de 2010

Llegan los bomberos, otra mañana que mi cuerpo es un incendio. Ellos sugieren que pare con la música. Pero no entienden, la música me llueve.
Ustedes no entienden, la música me llueve.
Ustedes no entienen, la música me llueve.

3 comentarios:

  1. Yo también quiero que me llueva la música :)
    Todo bien Gastón?

    un abrazo!

    ResponderEliminar